Federación de Rugby de Castilla y León

¡No es el final, es sólo el principio!...así se podría resumir la participación de la selección femenina de rugby en el Campeonato de España B de Selecciones Autonómicas 2015. La consecución de este Campeonato no ha sido el final de una travesía, sino simplemente el principio de un camino que se empezó a recorrer mucho tiempo atrás y en el que han participado y participan activamente muchas personas y en el que estamos seguros que muchas más tomarán parte. Por este motivo, no podemos empezar una crónica de este fin de semana sin dar las gracias a todas aquellas personas que han apoyado, colaborado, entrenado, participado de una u otro forma con esta selección A todas ellas, gracias

fem2 450El Campeonato de España B de Selecciones Absolutas Senior Femenino ha confirmado la línea ascendente del rugby femenino en España y proclamado como campeonas a la selección de la Federación de Rugby de Castilla y León.

El Campeonato, organizado por la Federación Andaluza de Rugby y disputado en las instalaciones del Open Arena de Córdoba ha contado con la participación de seis selecciones, representando a las Federaciones de Murcia, Baleares, Madrid, Euskadi, Castilla y León y, a la anfitriona, de Andalucía.

Las selecciones participantes se conformaron en torno a dos grupos, de acuerdo con el ranking establecido por la Federación Española. Así, el grupo 1 quedaba conformado por las selecciones de Euskadi, Murcia y Baleares, quedando en el grupo 2 las representantes de Castilla y León, Andalucía y Madrid B.

La jornada del sábado comenzó para las gladiadoras de Castilla y León con el enfrentamiento con la selección B de Madrid, debutantes en la competición. Sin demasiadas referencias sobre las rivales, el segundo encuentro de la jornada deparó un fantástico partido para los aficionados que empezaban a colmar las gradas cordobesas. Las gladiadoras salieron al campo dispuestas a marcar una pauta para todo el Campeonato, brindando un gran espectáculo de juego continuado, con un elevado nivel de intensidad que derivaba en un dominio, prácticamente total, en todas las fases de juego. La robustez del seleccionado de Castilla y León se vio en la intensidad imprimida por todas y cada una de las jugadoras que saltaban al campo, no bajando un ápice el dinamismo en el juego, lo que se tradujo en un, a la postre decisivo, resultado final de 31 a 0 para las de Castilla y León.

fem1 450Con la primera victoria en el casillero restaba esperar al partido contra la selección anfitriona y que cerraría la jornada. A la espera del mismo, los encuentros disputados por los diferentes combinados dejaban en juego para este encuentro la primera plaza del grupo 2. Así la primera clasificada disputaría la final del Campeonato contra la selección de Euskadi, vigentes campeonas y favoritas al título, que se habían impuesto con solvencia a las selecciones de Baleares y Murcia, mientras que la segunda clasificada jugaría por el tercer puesto ante la selección Balear.

El encuentro entre Andalucía enfrentaba a las gladiadoras contra su tradicional bestia negra y la expectación que se reflejaba en las pobladas gradas hacían presagiar un partido parejo y muy reñido. Las gladiadoras de Castilla y León saltaron al campo con la idea de revalidar la actuación de la temporada anterior y colarse nuevamente en la final del Campeonato, mientras las andaluzas con ganas de restablecer el tradicional Status Quo del rugby femenino de la última década y disputar nuevamente la final.

La expectación se transformó en realidad con el pitido inicial del encuentro, y las dos selecciones comenzaron a entregarse a fondo en cada fase del encuentro. Las gladiadoras buscaron combinar fases de delantera y tres cuartos, pero la fortuna no les sonreía, desperdiciando varias oportunidades para inaugurar el marcador. Por su parte combinado andaluz basó su juego en la contundencia de su delantera y el juego al pie de su apertura, logrando entrar en diversas ocasiones en la 22 del equipo castellano y leonés. Con partido igualado se llegó al descanso, en la reanudación, las gladiadoras de Castilla y León trataron de dar más dinamismo al juego abriendo más balones a los tres cuartos, pero los aciertos en defensa de Andalucía y algunos errores de decisión por parte de la gladiadoras hizo que el encuentro llegará a su recta final con el mismo resultado de inicio. En la última fase, cuando los nervios empezaron a aparecer en ambos combinados, la madurez y la seguridad defensiva de las gladiadoras minimizaron los errores en ataque y las embestidas andaluzas, llegando al final de encuentro con el resultado de 0 a 0. Este resultado daba el acceso a la final, por segundo año consecutivo, a la selección de Castilla y León al haberse impuesto por una mayor diferencia de puntuación, que la selección andaluza, al combinado B de Madrid.

Con este encuentro se cerraba la primera jornada de competición, que dejaba los enfrentamientos entre las selecciones de Murcia y Madrid B, Baleares y Andalucía y la final entre Euskadi y Castilla y León para la jornada dominical.

Las gladiadoras comenzaban llegaban a la final con varias jugadoras tocadas entre sus filas, pero con el objetivo de ganar el campeonato y de esta forma lograr la revancha de la final de la pasada temporada y ganar por primera vez a la selección de Euskadi. Con las fuerzas menguadas por la dureza de la jornada anterior, pero con los depósitos llenos de ilusión las gladiadoras saltaron al Arena Open para brindar al público que colmaban las gradas un bonito recuerdo y, de paso, cumplir con el objetivo fijado al inicio de esta temporada.

fem4 450El partido no comenzó de la mejor manera para las gladiadoras que vieron como nada más comenzar el encuentro el seleccionado de Euskadi se adelantaba en el marcador tras una jugada en la que una rápida combinación entre las delanteras y las tres cuartos del conjunto de Euskadi superaba la primera línea defensiva y se acercaba a la zona de marca de Castilla y León, penetrando en la misma tras un inoportuno resbalón de una de las gladiadoras. El ensayo recibido y su posterior transformación ponía el 7 a 0 en el marcador. A ensayo recibido, le sucedió una serie de lesiones en las gladiadoras que en pocos minutos veían como tenían que ser sustituidas la ocho y una de las segundas del combinado antes de llegarse al minuto 10 de la primera parte. A partir de ese minuto las gladiadoras tomaron el mando del encuentro, fruto de esta iniciativa y de la intensidad del juego llegaron las oportunidades para el combinado castellano y leonés, que a los 15 minutos de juego lograban posar el balón bajo palos. El ensayo era transformado por la apertura castellano y leonesa antes de ser sustituida por lesión. Con la igualada en el marcador se sucedieron los envites de Euskadi que las gladiadoras supieron neutralizar, a base de entrega y concentración, aunque las lesiones se seguían cebando en el conjunto castellano y leonés. Con el empate en el marcador se llegó al descanso, ambos conjuntos tomaron fuerzas para entregarse plenamente en luna apasionante segunda parte de gran intensidad en las que la selección de Euskadi lograba adelantarse nuevamente en el marcador merced a un nuevo ensayo y las gladiadoras tuvieron que jugar en inferioridad durante veinte minutos debido a dos expulsiones temporales. Pero ante la adversidad las gladiadoras se crecieron ofreciendo un ejemplo de unión y confianza que se veía reflejado en cada lance del partido y así fruto del trabajo colectivo, y en inferioridad numérica, las gladiadoras lograban entrar en la 22 de Euskadi y a base de pick and go consiguieron doblegar la defensa de Euskadi para lograr apoyar bajo palos el oval y merced a la posterior transformación adelantarse en el marcador por primera vez, restando cinco minutos para su conclusión pero ya en igualdad de número. Con cinco minutos por delante la selección de Euskadi se entregó a fondo y busco de todas las maneras posibles lograr un nuevo ensayo pero la consistencia defensiva de las gladiadoras desbarataron todas y cada uno de sus posibilidades, llegando al final del partido con el marcador de 12 a 14 que proclamaba a la selección de Castilla y León como campeona del CESA B 2015 por primera vez y, de esta forma le da la posibilidad de disputar una eliminatoria a partido único contra la selección de Galicia para tratar de colocarse en la élite del rugby femenino español.

Selección de Castilla y León: Cristina Casillas, Sara Gómez, Estefanía Merino, Elisa Vázquez, Clara Ayuso, Ana María Suárez, Ana González Payo, Beatriz Rodríguez Revilla, Ana Herrán Villahoz, Carmen Pérez Ruiz, Beatriz Massot, Sandra Calvo, Laura Maestro, Silvia González Torre, Alba Lucas, Elena Martí, Raquel García García, Sandra Ocáriz, Leticia Suazo, Petrina Moir, Sandra Velasco, Silvia Hervás, Elisa Castro, Helena García Sánchez, Jennifer Capilla y Amanda Villa.

Entrenadores: José Miguel Fernández Álvarez y Roberto Baelo
Manager: Dalia Madruga Garrido
Directora Técnica: Alba Herrán

femeninocampeoncesa2015 550

 

 

Síguenos en...

#liganorte

160524 ASISA medium

Aon Logo Black Tagline RGB

KAPPA

Documentación

Fecha añadido: 17-05-2019
Fecha añadido: 02-05-2019
Fecha añadido: 11-04-2019
Fecha añadido: 04-04-2019
Fecha añadido: 28-03-2019
Fecha añadido: 26-03-2019

Protocolo de Accidentes

Consulte esta Documentación en caso de accidente

COLABORADORES

COLABORADORES

logocyl270.png
fmd_logo.png
0
Comparte